viernes, 31 de diciembre de 2010

Feliz 2011


Estoy de vacaciones. Dos semanitas que saben a gloria. Dos semanas en las que he procurado no acercarme al ordenador más que para mirar el correo. Hay que aprovechar estas ocasiones. Lo que no significa que no haga fotos porque de eso nunca me canso. Casi todas de caracter familiar. Es lo que se impone en estas fechas.


Pero no quería dejar de hacer una entrada especial fin de año. Debo hacerla aunque sólo sea para desear lo mejor para el 2011. Intentaré ser más breve que el año anterior y no convertirla en una excusa para poner fotos ya repetidas.

El 2009 fue el año del resurgimiento de este blog después de demasiado tiempo semi abandonado. También fue el año de rodaje para darme cuenta de qué era lo que quería hacer con él. Si bien parecía estar claro en el subtítulo “Experiencias al lado de una cámara” en la práctica no acababa de estarlo.

El 2010 ha servido sobre todo para sentirme cómodo con este blog. Por varios motivos:

Escribir constantemente no se ha convertido en una obligación. Sólo en algo que sucede cuando deseo contar o enseñar algo. Sirvió para darme cuanta de que no pasa nada si no se publica en dos semanas, cosa que al principio me preocupaba. Los lectores fijos no se van, como así me lo han demostrado las estadísiticas y las suscripciones por mail o a través de Google Reader. Son una cantidad muy modesta comparadas con otros blogs. Pero esos picos en la gráfica y la procedencia de las visitas el día de la publicación me demuestran que sois los mismos de siempre los que me leéis cada día. Entre fidelidad y cantidad me quedo con lo primero. A día de hoy ninguno de los suscritos por mail se ha dado de baja. Es verdad que muchos de ellos son amigos y conocidos. Pero los desconocidos lo son por completo y sin embargo se quedan, otra cosa es que me manden al buzón de spam, espero que no.

Un dato: entre los suscriptores desconocidos sospecho que casi la mitad son mujeres a juzgar por el usuario antes de la arroba. Cosa que me mosquea porque en la vida real no me como una rosca, así que si alguien de los que me conocen en carne y hueso me quiere decir lo que estoy haciendo mal, ya está tardando.

Luego, como en toda web, hay un pequeño porcentaje de visitas que llegó al blog por casualidad. Muchas veces buscaban fotos en Flickr o en Google Imágenes. Curiosamente casi siempre imágenes de danza, especialmente ésta.

CRW_3480

Desde la existencia de este blog ha sido permanente la llegada de personas que introducían lo siguiente en un buscador: “cómo hacer una fotografía a través del cristal”... literalmente.

Para todos ellos, tras dos años, la solución en cuatro pasos:
  1. Procurar que no haya luz a nuestra espalda ni objetos excesivamente iluminados pues saldrán reflejados.
  2. Pegar. literalmente, el objetivo al cristal. La mejor forma de evitar reflejos.
  3. Si lo dos pasos anteriores no resultan baje a la tienda y compre un bote de Cristasol.
  4. Repita los pasos anteriores.
Pero lo más subrealista viene a continuación.¿Se acuerdan de mi entrada sobre los conciertos de música de cine dedicada a la serie de TV True Blood. En mi esfuerzo por intentar ser original con los títulos de las entradas tuve la siguiente ocurrencia: “¿Me pone un chupito de sangre?”. La última vez que revisé las estadísticas diecinueve personas llegaron al blog en el plazo de un mes buscando los ingredientes para semejante bebida. Y me imagino que mencionar esto de nuevo en esta entrada volverá a traer más amigos de la hemoglobina.

Dos entradas buscaban “canción de opera que suena en Los Gritos del Silencio” y acabaron en la entrada sobre Turandot donde por cierto lo aclaraba. A lo mejor no he captado un navegante que vuelva pero si la entrada le ayudó a descubrir una ópera fascinante me doy por satisfecho.

Y una mención especial a la persona que llegó con la siguiente búsqueda en Google: “cómo hacer una foto”. Sin comentarios.

Estadísticas aparte me he sorprendido a mi mismo con dos cosas: A pesar de no obligarme a poner entradas periódicas cada vez encuentro más motivos para crearlas. Pero lo mejor de todo es que gracias al blog me propongo más proyectos. Algunos fallidos como mi intento de 365 días. Demasiado componente de obligación para alguien que hace un blog por placer. Pero sirvió para hacer algunas fotos que me gustaron y aumentar la adicción a llevar siempre la cámara encima aunque a veces no llegue a usarla.

IMG_0515

Pero si tiempo antes me dicen que voy a salir a la calle a fotografiar escenas de fútbol probablemente me habría reído bastante. En la incubadora hay dos nuevas ideas de las que hablaré cuando llegue el momento. En cualquier caso el blog está resultando un estimulante para fotografiar cosas que antes no habría hecho.

IMG_3830

Otro aspecto que de vez en cuando medito es el de la barrera que determina si este blog es sobre fotografía o sobre música. A veces caigo en la cuenta demasiado tarde de que hago entradas en las que no menciono ningún aspecto técnico sobre las fotos que muestro. Y he llegado a la conclusión de que no tengo necesidad de determinar esa barrera. Soy consciente de que muchos de los que llegáis aquí sois melómanos puros y es un tipo de visitante que me encanta tener aunque sólo sea porque me identifico plenamente con ellos. De hecho me gusta comprobar que algunos blogs de crítica musical enlazan conmigo o usan mis fotos, cosa con la que no tengo ningún problema mientras no exista ánimo de lucro. Aunque si pido un pequeño favor para algunos: no recorteis ni recompongais las fotos. Algo de lo que me enorgullezco es de componer las fotos en el visor casi en su totalidad así que cuando veo una foto recortada por algún lado ya no veo una foto mía, sino la foto de otro.  A veces puede mejorar... pero ya no es mía. En cualquier caso saber si este blog va de música o de fotografía es como tratar de saber que le gusta más a su propietario. Vaaaaaaaaale, gana la música pero por poquito.

Para aquellos que sigan echando en falta ese apunte técnico en alguna entrada que sepáis que estoy a vuestra disposición en los comentarios o en el correo electrónico. Me encanta hablar de fotografía y hacerlo en foros me ha proporcioando incluso amistades importantes.

Pero basta ya de palabrería. Demasiado texto y poca foto... ¡inadmisible!. En realidad tenía material para esta entrada pero me lo guardo para empezar el año. Así que sólo me queda desear

Feliz año 2011 a todos...
...a los de siempre y a los de paso

De todo corazón.

8 comentarios:

XAGO dijo...

No tengo educación ni afición por la musica, pero me encantan tus imagenes, el tratamiento de luz y color que parece traes desde el mundo de los escenarios.
Felicidades, mirare despacio tus imágenes en 2011 y también evr/oir alguna opera de Mozart, ¿que te parece un Don Govanni? en Praga

Rosario Cabrero dijo...

Hoy no he sido la primera, para que veas que no estoy agazapada detrás del ordenador.
También yo quiero desearte un venturoso y fotográfico 2011.
Un saludo

Sergio Arán dijo...

Felicidades, Julio. Un año más significan nuevos Oscars, nuevo viaje a Úbeda y muchas fotos tuyas. Suena genial.

Julio dijo...

Xago. Gracias por tus palabras. Déjate seducir por la música. Da lo mismo si es ópera, jazz, pop o folk. Es la mejor droga adictiva que se ha inventado.

Mozart en Praga, ¿lo dices en serio?. Espera que voy un momento a arañar el suelo.

Rosario, por los pelillos. Pero siempre fiel. Seguro que eres esa visita cordobesa desde un mac que veo siempre en las estadísticas. Feliz año.

Sergio: sí señor. Sobre todo la oportunidad de ver de nuevo a los amigos. Un abrazo.

machbel dijo...

Feliz año de otro anónimo, por supuesto aficionado a la música y a la fotografía :D

Julio dijo...

Feliz año para ti también. Buenas fotos y buena música.

mcmejias dijo...

Feliz año también para ti, lleno de afectos, cultura y fotos, fotos fotos. Lo emocionante es que no establezcas la barrera temática, así, además, nos sorprendes.

En serio lo del éxito con las chicas?! Lástima que una tenga una edad cierta, que no una cierta edad...

Julio dijo...

Gracias Mcmejias. Ojalá que este año brinde muchos y variados temas. Respecto a lo de las chicas: no las he contado pero son suficientes como para que me llame la atención el dato. Y a ti no te había contabilizado.

Voy a tener que explotar esto :D