lunes, 13 de febrero de 2017

La Flauta Mágica


Una entradita corta en texto. Acabo de llegar de viaje de fin de semana pero no quería dejar de subir algunas fotos la noche del estreno, aunque en realidad ya hace unos minutos que es lunes. Una selección corta de La Flauta Mágica de Mozart en el Teatro de La Maestranza pero como siempre, para el que se quede con ganas de más, dejo el enlace a Flickr.

Un apunte breve: ojalá continúen dejando el foso de la orquesta más alto. Me gusta que se vean los músicos. No me apartan de la acción sobre el escenario. Y de paso la ROSS se oye mejor y luce de escándalo.

LFM_6922

LFM_6718 LFM_0445 LFM_0476 LFM_0480 LFM_6789 LFM_6828 LFM_6833 LFM_6892 LFM_6915 LFM_6965 LFM_6974 LFM_7073 LFM_7131 LFM_7139 LFM_7149 LFM_7173 LFM_7181 LFM_7200 LFM_7219 LFM_7226 LFM_7228 LFM_7285 LFM_7298

miércoles, 8 de febrero de 2017

Diana Riola

A Diana la conocí en una reunión familiar de mi pareja, lo que quiere decir que aunque de refilón somos familia. Ella, aparte de simpática y guapa a reventar, es bailarina de formación clásica y bailaora flamenca de formación... andaluza. Habrá más fotos. Ya lo voy avisando. Para los que vivís en Almería este fin de semana la tenéis en el Teatro Apolo. Ya estáis tardando.









martes, 31 de enero de 2017

Pedro Vázquez

Llevo tiempo colaborando con Pedro Vázquez Marín. A decir verdad llevo más tiempo del que yo pensaba. Haciendo incursiones en el archivo descubrí que tengo fotos de él antes de conocerlo personalmente de su época en el Teatro Maestranza.

Y luego está lo de la teoría de los Seis Grados de Separación: resulta que Pedro y yo tenemos un amigo en común. La cosa es que nos conocimos personalmente en Il Trovatore, hace ya un tiempo y ése ha sido el punto de inflexión para volver a coincidir como consecuencia de su actividad con la Orquesta Sinfónica del Aljarafe.

Son muchas las fotos que tengo de él durante ensayos. El muchacho tiene el defecto de ser fotogénico cuando se pone delante de la orquesta. Pero no habíamos probado eso de posar ex professo delante de la cámara y con ese propósito quedamos una tarde a comienzos de la semana pasada en el Teatro Riberas del Guadaíra.

La sesión de fotos fue lo que debería venir escrito en los manuales de fotografía. Un rato agradable en el que entre foto y foto se sucedía la conversación entre las tres personas presentes: Pedro, Irene y yo. Hablamos de muchas cosas, pero sobre todo de música: de Dudamel, de Barenboim, de Mozart in the Jungle, de ópera, de Star Wars... hasta se coló la Semana Santa. 

Irene es violín en la Orquesta Sinfónica del Aljarafe de la que es titular Pedro, pero también es la encargada de lo Social en la Red. Una comunity manager si preferís el palabro que tanto me desagrada y que meto en el mismo saco que CEO, social media, influencer, gamer... porque estas cosas destrozan tanto la lengua como escribir con K en el móvil. Me desvío.

Irene es algo más que todo esto. Es la chica todo terreno que cuando no toca el violín lo mismo está para un roto que para un descosido. A mí me vino de perlas porque como soy fotógrafo modesto no tengo asistants (¡uy, que mal vamos!). Y ella estuvo las veces que hizo falta para ello, sujetando la softbox (otro palabrito) porque olvidé el accesorio que la unía al pie de flash. Pedro y yo acabamos llamándola Hailey. Los que hayan visto la serie Mozart in the Jungle saben donde está el chiste.


Olvidé decir que teníamos un piano Steinway de cola larga. Y esto lo sabe todo el mundo: todo mejora muchísimo cuando hay un Steinway de por medio. El pianista es más pianista y el fotógrafo es más fotógrafo. Todo es mucho mejor con un Steinway en tu vida. Yo lo metería en cualquier cosa que hiciera.



Se me olvida con frecuencia que esto es un blog sobre fotografía. La mayoría de las fotos están hechas con un 85mm f1.8 excepto la primera en el piano que es un 16mm. Soft Box en el patio de butacas muy tenue y edición con filtros Nik. El resto está hechas con un paraguas traslúcido y un reflector Lastolite al lado contrario.


Seguro que aparecerá más veces por este blog. Amontonadas tengo las fotos de ensayos y próximamente habrá alguna entrada de esa naturaleza. Sólo me queda deciros una cosa: atención a este hombre. Tiene ideas, tiene proyectos y tiene iniciativa.



domingo, 1 de enero de 2017

¡Feliz 2017!


Un año más. Ha sido rapidísimo. ¿Será la edad?  Que conste que no solo me siento joven sino que lo soy.

Ya sabéis de mi costumbre de hacer repaso del año. El comodín perfecto del que tiran todos los programas televisivos. Supongo que lo siguen haciendo porque hace tiempo que no veo la tele. Muy sano, oiga. La de cosas que retoma uno cuando dejas de hacerlo. Ayer nos pararon / abordaron en El Centro de Sevilla, alcachofa y cámara en mano y a pesar de que le dije que no intentó colarnos la pregunta: "¿tenéis nuevos propósitos para el año nuevo?". "¡Siempre!", le espeté. "¿Y cuáles?"me contestó esperando tirarme de la lengua, "Eso ya no te lo cuento".

Éste no ha sido un año muy allá. Lo podéis intuir porque no estoy siendo muy regular con las publicaciones. Pero yo soy fundamentalmente un tipo optimista y prefiero fijarme en lo positivo.

En lo fotográfico (y también en lo personal porque para mí es indivisible) este fue el año en el que me sentí parte de la ROSS, el año de Instagram (al que siempre mantuve ignorado) y el año de los viajes sin prisa, no para visitar sino para estar y pasear: París, Madrid, Ronda, Londres...

En cualquier caso, lo que quiere desearos el equipo de A Través del Cristal, o sea yo, es que todo os vaya bien en lo personal. Porque si eso va bien todo lo demás da igual.

¡FELIZ AÑO NUEVO!

sábado, 24 de diciembre de 2016

¡Felices Fiestas!


Que pronto ha pasado un año. Cuando me he querido dar cuenta la fecha ya estaba encima. Y antes de ayer aún no sabía que foto iba a poner para felicitaros las fiestas. Ayer era mi primer día de vacaciones pero los bioritmos hicieron que me levantara como si no lo fuera. Así que en vez de ducharme y salir pitando me hice un café y me dediqué a cosillas domésticas y preparativos para el día de hoy. Subí la persiana y la luz del sol daba casi horizontal en las paredes del salón con tonos que no estoy acostumbrado a ver. El mini arbol de Navidad que tengo allí recibía una luz muy bonita y me dije: "creo que ya tengo foto para felicitar". Dicho y hecho. 

Y lo voy a hacer ya, porque después de darle al botón "publicar" me alejaré del ordenador y me dedicaré a quehaceres más propios de este día con la familia. Pero no sin antes acordarme de la "otra familia",  los que me leeis.

Pasadlo bien, pero sobre todo, pasadlo bien acompañados.

Felices Fiestas