lunes, 22 de septiembre de 2014

Compositores, Directores y Otras Especies...

Y con esta entrada finalizo la serie sobre el Festival de Música de Cine de Córdoba de este año. Será una entrada compartida por varios compositores y directores de orquesta. Lo de compartir viene dado porque sus intervenciones en los diferentes conciertos del festival fueron breves y con ello menor el tiempo para fotografiarlos.

Rolfe Kent y Murray Gold fueron las dos excepciones. Ambos compositores no dirigieron sus piezas así que tuve que fotografiarlos de forma diferente.

C14_1326-4

La preferencia por el blanco y negro para fotografiar viene de la facilidad que proporciona éste para mostrar la expresión de los protagonistas pero también la facilidad para aislar la acción y concentrar la atención en el director. Mi preferencia por el blanco y negro bien contrastado la arrastro de la época de la película y mi preferencia por los papeles bien contrastados con negros profundos.

Sin embargo, como se pudo ver en las entradas dedicadas a Korzeniowski y Watanabe, los retratos en el patio de butacas los preferí desde el principio en color, para mostrar la exuberancia del entorno con el azul profundo de las butacas en contraste con la calidez de los palcos y las luces de tungsteno.

Los que me seguís en Facebook habréis visto una versión en color de la foto de Murray Gold. Sin embargo he decidido procesarla finalmente en blanco y negro. Se trataba de un ensayo y sólo estaban encendidas las luces auxiliares del patio de butacas sin estar tan iluminado como en las fotos de los otros compositores. Subir la exposición en Adobe Camera Raw dejaba a la luz unos colores demasiado artificiales. Así que opté por el procesado en blanco y negro.

La anécdota de esta foto es que casi me rompo una pierna tratando de hacerla. La aparente seriedad de Gold me decía que no lo entretuviera mucho así que me apresuré a hacer la foto rápido. Mientras ajustaba la cámara alguien decidió entrar por la puerta del fondo sin cerrar la cortina tras de si, con el consecuente chorro de luz diurna. Eché una carrera para cerrar la cortina y cuando vuelvo a arrodillarme para tomar la foto otra persona deja la cortina entreabierta. Segunda carrera. Entonces alguien entra en el primer palco al lado de la puerta para dejar algo y vuelve a salir... dejando la puerta abierta.

Le doy un nuevo "excuse me" a Murray Gold y salgo lanzado a cerrar la puerta pero para no dar la vuelta y tardar más decido saltar por la baranda del palco con la fortuna de poner el pie en una madera que no estaba atornillada haciendo que perdiera pie. Un par de tacos, cierro la puerta y vuelvo cojeando, cogí la cámara y no le dije nada a Gold, sólo dispare un par de ráfagas. No quise estirar más el momento y dejarle tranquilo.

Para que luego digan que sólo los fotógrafos de guerra y los de National Geographic desafían al peligro.

C14_1591
Christopher Lennertz es un viejo conocido de otros años. Era el presidente de honor del Festival y su última intervención la hizo con mi camiseta favorita de entre todas las que tengo de cada festival haciendo alusión al "espíritu del festival".
C14_2138
C14_2123
C14_1587

Rolfe Kent es un compositor más cercano al Jazz que al sinfonismo. No soy gran conocedor de su obra pero si tengo que quedarme con una esa es claramente la banda sonora de Entre Copas. Un tipo peculiar al que no le importa hacer lo que sea delante de la cámara.

C14_1812
C14_1819
C14_1802
Fue junto a Nany García el protagonista del tradicional concierto de jazz de la última noche del festival. ¡Tocando la melódica!.
C14_2344
C14_2399

Pero aún queda otro protagonista español en el tintero: Óscar Navarro. De él sólo conozco su trabajo para La Mula. No he visto la película, tampoco me vuelve loco el verla después de ver su trailer. Pero debo decir que su música por separado suena y muy bien.
C14_1882
C14_1875
C14_1864

Los Directores de Orquesta:

¿Qué sería de cada Festival sin la acostumbrada intervención de Arturo Díaz Boscovich?. Cada año se mete en el bolsillo al público al frente de la Filarmónica de Málaga. Y este año no iba a ser menos. Por cierto que más de uno lo habréis escuchado en directo sin saberlo ya que es el director de la orquesta del musical Los Miserables que vuelve a estar de gira por España.

C14_1618
C14_2071
La extensión y variedad de piezas en cada concierto hizo que esta vez se contara con otros dos directores:

Juan Manuel Parra
C14_1853
C14_1848 

Óscar Senen
C14_0513
C14_0563

Y esto, amigos, fue lo que dio de sí el Festival fotográficamente hablando. Sí, sí, he tardado, pero lo la selección y procesado de fotos es algo que enreda más de lo que uno piensa. Un día de éstos me haré mayor y tendré un ayudante para estos menesteres.


miércoles, 17 de septiembre de 2014

Craig Safan

Hoy traigo fotos de un compositor no muy conocido y fundamentalmente televisivo. Muchas de las series de TV para las que ha compuesto Craig Safan no las conocemos en España pero un repaso a su filmografía te hace descubrir que está más presente de lo que a priori podríamos pensar: Cheers, Alfred Hitchcock Presenta, algúnos capítulos de Cuentos Asombrosos... Pero probablemente muchos nos fijamos hace tiempo en su nombre cuando siendo adolescentes vimos The Last Starfighter, una película con una banda sonora claramente por encima con toques de cine de Sábado-tarde.
C14_1093

El día de la inauguración de mi expo en Córdoba tuve la oportunidad de conocerle y de hablar con él... ¡en español!. Se dio un largo paseo por todas las fotos y luego me contó que había sido capaz de reconocer en una de ellas a su amigo Randy Edelman sin necesidad de ver su cara. El gesto de la mano era pista suficiente. Se refería a esta foto.

Creo que disfrutó muchísimo de su estancia en el Festival de Música de Cine de Córdoba y aunque su intervención fue breve, su suite de The Last Starfighter arrancó muchísimos aplausos y a buen seguro dejó a muchos con ganas de escuchar más.

C14_1089
C14_1077
C14_1061
C14_0933
Pillado infraganti mientras repasaba la partitura.
C14_1054
C14_1055


miércoles, 3 de septiembre de 2014

John Lunn

C14_1303

Éstas son las manos de John Lunn. Antes de la serie Downton Abbey no le conocía y reconozco que no conozco ningún otro trabajo de él a pesar de que su música para esta serie me sedujo rápido. Como me sedujo la serie de TV.

Los británicos son expertos en esto. Cogen la vida aparentemente anodina de los sirvientes de una familia de sangre azul y la convierten en algo adictivo. Downton Abbey es de esas series que te tragas sin rechistar. Con actores increíbles, ambientaciones cuidadas, capítulos bien estructurados que cuentan lo que tienen que contar en el tiempo de un capítulo. Y por supuesto, con una buena banda sonora, muy atractiva en su titulo principal pero también en la música incidental de la historia. Buena factura.

John Lunn tiene su carrera en la TV, pero también he leído que ha escrito varias óperas y esto suscita mi interés, porque óperas compuestas en la actualidad... pues no muchas y algunas deberían estar hasta prohibidas. Por eso me encantaría conocer las de este hombre, pero ni rastro en Spotify ni en Amazon. Eso sí, parece que tiene una nueva banda sonora The White Queen, que es lo que voy a escuchar después de escribir esto.

Su intervención en el concierto del Festival Internacional de Música de Cine fue breve y el piano estaba tan arrinconado en el escenario del Gran Teatro que llegar a él fue imposible como ocurrió con César Benito. Pero otra cosa es el ensayo. Así que aquí dejo algunas fotos que incluso podrían valer pues vestía igual en el concierto.
C14_1255
C14_1236
C14_1272

lunes, 1 de septiembre de 2014

César Benito

Llegó el momento de hacer algo que me encanta y esto es presumir de nuestros compositores. Iba a decir algo para empezar esta entrada y he sentido la tentación de consultar mi propio blog para ver si ya lo había dicho anteriormente. Y sí, lo he dicho: lo dije en 2012 y lo dije en 2013. Y ahora lo voy a volver a decir en 2014 a riesgo de ser cansino: los compositores españoles están por encima de nuestro cine. Algo que demuestra esto es que en cuanto comienzan a destacar no tardan en trabajar en el cine americano y europeo. Si no que se lo cuenten a Alberto Iglesias, Fernando Velázquez, Roque Baños o Javier Navarrete por citar algunos. Ya de paso hago una petición al Festival de Música de Cine de Córdoba: ¿para cuando un concierto de José Nieto?.

Centrémonos. Esta entrada iba sobre César Benito. La noche de la inauguración de mi expo crucé palabras con él por primera vez mientras estábamos delante de una foto de Dave Grusin. A los dos nos gusta Grusin, un buen comienzo para que además de que me guste su música me caiga bien. Pero lo más interesante es que conocerle en persona hace real la teoría de Los Seis Grados de Separación. Resulta que es amigo de un amigo mío que no nos ha presentado previamente: Jordi Molas, un amigo a quien conozco hace la tira de años por compartir la afición de la fotografía y que además tocaba el bajo en un grupo llamado 100 Elephants. Ambos colaboraron en la banda sonora de Vivir Para Siempre.

De César Benito conocía dos trabajos, Mia Sarah y Vivir Para Siempre. No conocía El Tiempo Entre Costuras, pero no era por su culpa. Es que la serie me pareció horrible y la abandoné en el tercer capítulo. Una lástima teniendo en cuenta la sustancia de la novela original pero me pareció un verdadero cúmulo de despropósitos, como todo en lo que pone la mano Antena 3 con su odiosa manía de destripar el capítulo en el anticipo o de hacer de cada capítulo un largometraje sin necesidad de intercalar publicidad.

Ni que decir tiene que ya he subsanado ese error con su banda sonora y de paso he vuelto a corroborar mi teoría: los compositores están por encima de nuestro cine (o nuestra televisión en este caso).

Con César me quedó la espinita de no haber podido encontrar un momento para hacerle un retrato como con los compositores vistos hasta este momento. Le hice un retrato a la carrera en la calle de acceso al teatro pero no quedé satisfecho teniendo que cerrar demasiado el ángulo para que no se colara en el fondo el numeroso público que aguardaba para entrar en el teatro. Otra vez será.

Pero de los ensayos si conseguí material y de hecho la foto que sigue a continuación está entre mis favoritas de los ensayos de este año.

C14_1223
C14_1203
C14_1188
A esta serie podría haberla titulado:
"El Tiempo Entre Coristas"

C14_1662
C14_1638
C14_1636

César Benito es un gran pianista y se recrea en los temas para este instrumento, de hecho cambió la batuta por el piano en el segundo concierto. Lástima que no tenía posibilidad de alcanzarlo desde los ángulos que tenía para disparar durante el concierto. Pero lo que no esperábamos es que fuera un consumado intérprete de... ¡ukelele! Y así lo demostró en la última noche del festival donde se sumó a Nani García y Rolfe Kent en un miniconcierto de Jazz.

C14_2322
C14_2309

Y para complementar esta entrada aquí dejo el videoclip con el tema de 100 Elephants que no está incluido en el CD de Vivir Para Siempre.


lunes, 25 de agosto de 2014

Abel Korzeniowski

C14_1511Si hace un año me hubiesen dicho que Abel Korzeniowski iba a ser uno de los invitados al próximo Festival de Música de Cine de Córdoba, mi asistencia ya habría estado más que justificada. Muchos ya conocéis mis debilidades musicales. Nunca me he considerado coleccionista de música de cine aunque lo pueda parecer. Me compro los discos si me gustan, con la excepción de John Williams del que no sólo me gusta todo sino que compro reediciones y rarezas por ser mi favorito. Esto volvió a suceder cuando hace unos años descubrí a Philippe Rombi (otra vez gracias a Manolo Roig).

Korzeniowski han entrado en este grupo. Esta vez fue Almurabi, una amiga fotógrafa, la que un día me envió un enlace para escuchar un tema de A Single Man. Al instante quedé cautivado por Abel Korzeniowski. Un músico polaco con una discografía aún pequeña pero impresionante, muy recomendable para quien quiera oir algo con unas cuerdas muy poderosas. Aquí tenéis un enlace a Spotify con una selección de diez temas escogidos de cinco discos y luego ya me contáis.

Conocer a Korzeniowski ha sido también muy interesante. Un tipo de aspecto cuidado e inmaculado. Traje y corbata incluso en los ensayos. Muestra respeto y agradecimiento a sus seguidores hasta el punto de ponerse en pie cuando escuchaba las preguntas de los asistentes a las charlas del Festival. Su bandas sonoras son muy personales con un sello que las identifica como suyas en cuanto escuchas el primer minuto, quizá con la excepción de Copernicus' Star (que no está en Spotify).

C14_0482

También ha sido muy interesante fotografiarlo. Como a Watanabe, también tuve la oportunidad de hacerlo antes de comenzar el concierto con sólo un par de minutos de diferencia del primero en el mismo patio de butacas. Pero es en pleno concierto donde Korzeniowski muestra una expresividad que permite conseguir con relativa facilidad fotos con mucha fuerza. La única dificultad es que sus movimientos en muchas piezas son enérgicos y si la obturación no es muy alta puede que tengas en movimiento algo más que la batuta y el antebrazo. Con dos intervenciones breves he obtenido más fotos de él que de muchos compositores en un concierto completo en exclusiva, incluso teniendo que descartar muchas simplemente porque el escenario estaba inundado de micrófonos y muchos de ellos no estaban colocados con demasiada fortuna, especialmente en el segundo concierto llegando a cruzarse el más voluminoso con las manos del compositor en un buen número de fotos. ¿De verdad eran necesarios tantos? El principal está demasiado presente para mi gusto y me niego a usar la herramienta del tampón de clonar en Photoshop.

C14_1749
C14_1004

C14_1680
C14_1686
C14_1027
C14_1695
C14_1725
C14_1739
C14_1002
C14_1974
C14_1981

Por otra parte, todos los conciertos han tenido lugar en el Gran Teatro de Córdoba. Un lugar bonito, pero poco agradecido para las fotos. Tenía cinco posibles lugares para fotografiar sin molestar pero dos de ellos los descarté por tener micros cruzados. De los tres restantes uno me obligaba a tomar la foto siempre en vertical por la escasa. Por ese motivo he tenido que repetir ángulo más de lo que me gustaría.

Por fortuna he podido hacer las fotos posadas en el patio de bustacas y algunos backstage como los que habéis podido ver hasta el momento en las dos entradas anteriores. Y para eso Korzeniowski también resultó ser un buen sujeto pues antes de cada intervención se le veía concentrado y preparándose para salir al atril. Eso añadido a su forma inpecable de vestir me hacía dudar si estaba fotografiando un backstage o un anuncio de ropa. Os puedo asegurar que le fotografié sin que él me viera. Para muestra la foto del comienzo de la entrada y ésta última.

C14_0980

Nota: he actualizado esta entrada con tres fotos nuevas que por despiste había ubicado en otra carpeta de mi ordenador.