lunes, 8 de febrero de 2016

El Barbero de Sevilla

Esta noche es el estreno de El Barbero de Sevilla en el Teatro de la Maestranza. Y aunque me quedan muchos archivos por procesar no me resisto a hacer una entrada con algunas de las fotos que ya he procesado de entre las que más me han gustado. Así que ésta será una entrada de pocas palabras y muchas fotos. Como ya anticipé en la entrada anterior, aquí tenéis un buen catálogo de situaciones escenográficas exceléntemente iluminadas. 





























sábado, 6 de febrero de 2016

Arriba y Abajo

Ayer estuve en el ensayo general de El Barbero de Sevilla, disfrutando de las luces a la vez que de la música. La preocupación de los fotógrafos que acuden a los pases de ensayo siempre es cuanta luz tiene la escenografía. Aunque hoy las cámaras más nuevas usan ISOs estratosféricos abusar de él no conviene nada por diferentes motivos incluido sobre todo el de la aparición de ruido. En mi caso que sigo funcionando con una ya vieja 5D Mark II y otra aún más vieja 5D Mark I, (para estos tiempos digitales lo son) mi tope para sentirme a gusto es 800 ISO. A partir de ahí empiezo a ponerme nervioso si veo que me tengo que hacer demasiadas fotos por encima de eso. Odio el falso grano digital y huyo de él con la misma fuerza que abrazaba el grano químico del blanco y negro.

El Barbero de Sevilla es una producción del Teatro Maestranza y eso no garantiza que la luz vaya a ser abundante o escasa según la obra. Pero una cosa si es segura y es que la luz será de calidad, y si no, a las pruebas me remito.

En esta ocasión a pasar de tener cuadros escénicos muy similares hubo tiempo para tener luz solar entrando lateralmente por las ventanas, luz nocturna, luz de velas, amanecer... un auténtico gustazo.

Fachada de casa sevillana, tan realista que parece arrancada y traída de la calle.

Los que me conocéis ya sabéis que me he quejado bastantes veces de no tener suficientes ocasiones para fotografiar a la Orquesta Sinfónica de Sevilla. Esto hace que hace que lo celebre mucho cuando surgen ocasiones como las de Fernando Velázquez o Bruce Broughton. La ópera somete a la orquesta al anonimato del foso que apenas deja ver algo más que la cabeza y la batuta del maestro al frente. Ayer sin embargo me encontré a la orquesta en su foso a una altura bastante mayor de lo habitual, todo ello para que el sonido tanto de ella como del clave, tan protagonista en esta obra, no estuviera tan encajonado. Esto quiere decir que ayer en una localidad de patio se podía ver a los músicos en su quehacer. Que sí, que ya sé que vamos a ver lo que está encima del escenario pero es que a mí también me gusta ver lo que pasa debajo.

Así que pude cumplir una deuda pendiente y ésa era la de darle el protagonismo que se merece la ROSS en una ópera donde por norma permanece oculta en mis fotos. Aunque la deuda no estará saldada del todo hasta que un día me meta en el foso mientras tocan.


Por supuesto esto es sólo un adelanto. Necesito revisar los tropecientos archivos antes de hacer una entrada dedicada. Así que dadme un día o dos si os apetece ver más.

jueves, 21 de enero de 2016

Y Lo Que Te Rondaré...

Ronda Instagramizada

Aquí estamos con la primera entrada del año. Lo sé, un poquito tarde. Pero le faltan horas a mis días y lo de sentarme en el ordenador cuando estoy en casa... Esos aparatos los carga el demonio y la mentira más gorda que puedes decir es "voy cinco minutos al ordenador".

Tengo entradas pendientes, con fotos de un nuevo viaje a Londres, fotos navideñas que evidentemente ahora entrarían a destiempo, experimentos varios, instantáneas de calle... pero para volver a tomar contacto con el blog hoy voy a tratar de cumplir con una foto de este fin de semana en Ronda (Málaga), a donde dije que teníamos que volver cuando hicimos una visita de un día este pasado verano.

La oportunidad de fotografiar el Tajo de Ronda en la hora azul venia con el kit de fin de semana y con esa intención puse en la maleta el trípode Manfrotto de la serie Befree que para esos menesteres me autorregalé en mi cumpleaños. Uno tan pequeño como para caber en una maleta válida para la cabina de avión y tan robusto como para aguantar hasta 4 Kg. (Tranqulos, a Ronda he ido en coche y el objetivo y la cámara más pesados que tengo pesan juntos sólo 2300 g).

Al final resultó que tanta herramienta no sirvió para nada porque los focos que iluminan el Tajo del lado más bonito no se encendieron. ¿El motivo?, no lo sabemos. El lado contrario del Tajo si estaba iluminado pero aparte de ser menos fotogénico, hay un problemita con un restaurante situado a uno de los lados que ha tenido la nefasta idea de tunear su terraza con unos leds azules cuyo efecto podría ser catalogado como terrorismo lumínico.

Nos llamó la atención muchísimo esta cuestión de los leds porque Ronda es un pueblo que cuida su casco viejo de forma espectacular. Las puertas, las rejas de las ventanas, las plantas... es un lugar perfecto para pasear y deleitarse con la mirada. No tienes la sensación de estar en un lugar turistizado salvo por la densidad de japoneses por metro cuadrado que invariablemente distinguiréis del resto de turistas. El turista japonés es eso que va al principio de un palo selfie. Mi consejo si vais por allí es que no desprecies un paseo tras la cena. Las calles estarán sólo para vosotros.

A pesar del fastidio que suponía tener el Tajo sin iluminación no me resistí a usar el trípode para una exposición de 15 segundos sobre el mismo Tajo con un EF 17-40mm L.


Volveré. Es una amenaza.

jueves, 24 de diciembre de 2015

Feliz Navidad, ¡Blanca!


¡Que no se diga!, que no se diga que sólo en Dubai son capaces de desafiar al clima. Aquí en Sevilla, somos más chulos que un ocho, y si queremos ¡nieva! Como si fueramos de Bilbao, ¡oiga! Hombre, la verdad es que me gustaría ver algo más de aquí que querer tener lo de otros. Seguro que a lo guiris que vienen de países más fríos esto les parece tan ridículo como a mí ver paella en el mercado de Covent Garden, (no bromeo, tengo fotos). 

Lo cierto es que este año me han resuelto la felicitación del blog. Sí, matando moscas a cañonazos, pero tengo la foto adecuada, ¿no? Así que... señores:

Haced el favor de reuniros esta noche con vuestros seres queridos, llamad por teléfono a los que no pueden estar cerca, compartir lo mucho o lo poco que se tenga en torno a una mesa, apagad la tele, dejad los móviles y las tabletas y sobre todo olvidaros de nuestros políticos y sus rabietas postelectorales. Sacad la mejor música y ponedla a un volumen que deje fluir la charla sin gritar a menos que queráis cantar, en cuyo caso la regla del volumen queda invalidada. Pero sobre todo sed felices y poned vuestro mayor empeño en serlo cada día más.

Un abrazo de vuestro bloguero/fotero.

martes, 15 de diciembre de 2015

Farruquito y Familia

Una entrada muy breve para mostrar una foto poco o nada habitual en este blog. Creo que he fotografiado flamenco en no más de 4 o 5 ocasiones aunque me parece que ninguna de ellas ha aparecido por aquí. Esta es una foto hecha durante un pase gráfico (no más de cinco minutos) del espectáculo que tendrá lugar esta noche y mañana en el Teatro de la Maestranza. 

Ya me gustaría tener más ocasiones para hacer este tipo de fotografías, donde los gestos son rápidos y fugaces y hay que estar atento como un cazador para tratar de atraparlos.