lunes, 11 de octubre de 2010

¡Miserable Cámara!

Ya saben por mi última entrada en qué aventuras estuve el fin de semana pasado. Mi fin de semana en Londres no fue un viaje con motivos fotográficos. Fueron pura y descaradamente de tipo musical. Cuatro espectáculos en dos días.

IMG_1413

A pesar de las principales motivaciones de este viaje, todo el que me conoce sabe que yo no salgo de mi ciudad sin una cámara encima. Así que mi reciente nueva aliada fotográfica, más conocida como Canon Powershot S90, no sólo me acompañó en solitario sin otro accesorio que una batería extra. Sino que además sobrepasó mis expectativas en algún momento en el que pensé que el desafío de las luces era demasiado para una compacta.

El mayor porcentaje de mis fotografías actuales tienen lugar en salas de conciertos, teatros o auditorios. Casi siempre en interiores y con luz más bien escasa. Las fotografías que suelo hacer no son precisamente fáciles de conseguir si no se dispone de objetivos luminosos de gran apertura, de f2.8 para abajo. Y si el cuerpo de cámara puede presumir de poco ruido a ISOs altos, mejor que mejor.

Lo de usar una compacta para estas cosas se antoja de locos. Es cierto que la S90 tiene apertura f2.0 y que el ruido es sensiblemente menor que el de otras compactas, aunque aún lejos del de réflex de gama media y alta. Así que este fin de semana tomé algunas fotos en el concierto del 25 Aniversario de Los Miserables, más con el ánimo de preservar el momento que de conseguir fotos enseñables.

Lo cierto es que una vez descargué las fotos en el ordenador me sorprendieron los resultados. Por supuesto lejos de una réflex con un objetivo bien calzado. Pero teniendo en cuenta que esta cámara sólo ocupaba un bolsillo de mi chaqueta, los resultados son muuuuuuy satisfactorios.

Así que dado que en este concierto la prohibición de hacer fotos no era un problema a juzgar por la cantidad de flashes que vi, hice un par de fotos de Lea Salonga, a quien veía por primera vez 19 años después de comprar uno de sus discos. Por supuesto fotos sin flash ni pitido de preenfoque. Tan sólo subexpuse dos pasos la exposición para compensar la quemazón de las altas luces.

IMG_1360

Un momento de cambio de iluminación.
IMG_1366

Y unas fotos de Jabert, el malo de esta película. Fotos con las que pude comprobar que el estabilizador de imagen cumplía su función incluso haciendo algo de zoom.

IMG_1369

Las demás fotos las hice al final, durante la prolongada ovación del público y los saludos de los protagonistas.

IMG_1372

IMG_1385

IMG_1375

Esta foto panorámica compuesta de tres está hecha en los minutos previos al comienzo del concierto, cuando el público comenzó el acceso a los asientos.

o2b

Pero aún hay más. El día anterior disfruté de esta obra en la versión teatral realizada con motivo del aniversario. Es decir, con escenografía: barricadas, batallitas y demás parafernalia. Último día de representación en el Barbican, un centro de artes en el que nunca había estado. No sólo un teatro sino un complejo que alberga tanto cine, como teatro, música o danza. Y también restaurantes, librerías, salas de exhibiciones. Si sustituyésemos la cuarta parte de los centros comerciales por sitios como éste otro gallo cantaría.

IMG_1175

IMG_1147

IMG_1150

El del Barbican es un teatro con un escenario no demasiado ancho pero si profundo y sobre todo alto que hacía que los decorados lucieran espectacularidad. Teníamos fila dos centrada pero me daba la sensación de que brindaba buena visibilidad casi desde cualquier butaca.

IMG_1158

De este Miserables no hay fotos, por supuesto, excepto ésta que tomé durante el descanso del director y el telón bajado.

IMG_1165

Y éste fue mi "miserable" fin de semana y lo que dio de sí mi nueva compactilla. Bueno, ya no tan nueva. Desde agosto ya lleva 1700 disparos sin ser mi cámara principal.

Si queréis más información sobre musicales a partir de hoy podéis encontrar en la barra lateral de este blog el enlace del blog de un buen amigo que sabe de esto más que nadie.

4 comentarios:

Elphaba dijo...

1700, por favor, yo no sé como a tus cámaras no les salen patas para salir huyendo de tí. Explotador! XDDD

Julio dijo...

Ja, ja, ja... pues entonces no le preguntes a la réflex. Hasta la más nueva tiene dos vueltas de contador.

Uno que tiene el dedo índice muy sensible.

ALLWebber dijo...

Tienes que sacar las fotos antes... o ahora la morriña nos juega malas pasadas. Por cierto las fotos del Barbican quer aún no había visto, me encantan y la del último día del contenedor amarillo con los dos Miserables me da mucha penita.... saber que la propaganda dice "dream the dream" pero ahora the dream is over....

Julio dijo...

Lo de la morriña se arregla pegándose de nuevo un homenaje.

El Barbican me pareció un sitio interesante y me hubiese gustado llegar con el tiempo suficiente para visitarlo. A la vuelta de la esquina de la foto con el rotulo de "cine, teatro..." había una tienda de música que me llamaba poderosamente la atención.