Click Me a River


Este domingo salimos a pasear por la orilla del Guadalquivir aprovechando la tregua entre lluvias. Cruce constante con otros paseantes, corredores de jogging, patinadores, ciclistas, pescadores de caña... se disfruta andando y mirando.

Es inevitable que pare a hacer algunas fotos en esta ruta. Por más fotos que haya acumulado a lo largo de los años siempre hay alguna nueva. Lo que llevaba en ese momento era el iPhone. Y la entrada de hoy viene a ser la reafirmación de algo que ya he mencionado en varias ocasiones: que no hay que despreciar las posibilidades de este cacharro. Hay un mundo más allá del selfie.






Además del telefonillo está la cosa de las aplicaciones. Debo decir que mi modus operandi es tomar la foto con la aplicación nativa del teléfono y ya más tarde, en casa, me dedico a aderezar la foto con la aplicación de turno. En este caso la primera no tiene aplicación, tan solo se trata de la función panorámica del iPhone. La segunda y tercera están procesadas con Hipstamatic y la cuarta con Snapseed.

Las nubes estaban tan bonitas que me daba pena no llevar una réflex. Volví por la tarde en modo fotógrafo: con réflex, con trípode, con filtros ND y.... y ya no había nubes. ¡Qué le vamos a hacer!.

Diafragma f9 y 100 segundos de exposición con un filtro ND de 10 pasos.


Así que a falta de nubes mejor dedicarse a la hora azul. Nada de filtros.

Pero, ¿y el paseo?, ¿fue bueno o qué?










Comentarios

Entradas populares de este blog

Adriana Lecouvreur

El Infiltrado

Retorno a Úbeda con el Modo Turista ON