domingo, 1 de enero de 2017

¡Feliz 2017!


Un año más. Ha sido rapidísimo. ¿Será la edad?  Que conste que no solo me siento joven sino que lo soy.

Ya sabéis de mi costumbre de hacer repaso del año. El comodín perfecto del que tiran todos los programas televisivos. Supongo que lo siguen haciendo porque hace tiempo que no veo la tele. Muy sano, oiga. La de cosas que retoma uno cuando dejas de hacerlo. Ayer nos pararon / abordaron en El Centro de Sevilla, alcachofa y cámara en mano y a pesar de que le dije que no intentó colarnos la pregunta: "¿tenéis nuevos propósitos para el año nuevo?". "¡Siempre!", le espeté. "¿Y cuáles?"me contestó esperando tirarme de la lengua, "Eso ya no te lo cuento".

Éste no ha sido un año muy allá. Lo podéis intuir porque no estoy siendo muy regular con las publicaciones. Pero yo soy fundamentalmente un tipo optimista y prefiero fijarme en lo positivo.

En lo fotográfico (y también en lo personal porque para mí es indivisible) este fue el año en el que me sentí parte de la ROSS, el año de Instagram (al que siempre mantuve ignorado) y el año de los viajes sin prisa, no para visitar sino para estar y pasear: París, Madrid, Ronda, Londres...

En cualquier caso, lo que quiere desearos el equipo de A Través del Cristal, o sea yo, es que todo os vaya bien en lo personal. Porque si eso va bien todo lo demás da igual.

¡FELIZ AÑO NUEVO!

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Felicidades! Hacía tiempo que no visitava tu blog, coincido contigo en muchas cosas. Un año complicado pero siempre bueno. Quedémonos con lo positivo. Felicitar a los lectores y animarte a seguir con este estupendo espacio.
Gracias.
Jose (antes anonimo)

Anónimo dijo...

Perdon por la v
Je,je

Julio Rodriguez dijo...

No te preocupes, jajaja... pusieron la b y la v al lado en los teclados para que pasaran estas cosas. Muchísimas gracias por tu mensaje y sigamos viéndonos por aquí.

Saludos.