jueves, 31 de diciembre de 2009

Un Año de Fotos... y Otras Cosas

Y otra vez 31 de Diciembre. Hay que ver lo rápido que se ha pasado el año. Supongo que debo interpretarlo como una buena señal de que no ha sido malo. Haciendo balance por encima creo que así ha sido.

No me voy a extender con un resumen de lo mejor y lo peor hecho con la única intención de rellenar hueco como si de una vulgar cadena de televisión se tratara. Nada de listas extensas. Pero sí algunos puntos claves que son significativos por lo que a este blog atañe.

Porque éste ha sido el año en que realmente despegó este blog. La entrada más antigua y origen de A Través del Cristal data de enero de 2005. Pero lo cierto es que hasta la primavera de este año las entradas eran escasas y espaciadas en el tiempo. Parte de esa desidia venía originada por mi fobia a las labores de mantenimiento en informática y por extensión webs, html y demás zarandajas. Me gusta usar el ordenador pero no perder el tiempo en hacer que todo funcione como debiera. Me gusta visitar webs y tener una que sirva para enseñar mis fotografías pero no me gusta perder el tiempo en lograr que se vea igual en Firefox, Explorer o Safari... Digamos para entendernos, que me gusta comer pero no cocinar. Pero sólo para entendernos porque resulta que sí, me g:usta cocinar. Lo sé, soy complicado.

De cualquier forma A Través del Cristal se convirtió este año en el medio de enseñar mis fotos en internet que más me ha llenado. Y lo hizo en el mejor momento, porque si bien hago fotos constantemente y sin necesidad de que nada ni nadie me obligue, este año creo que he hecho más que ningún otro.

Y eso vino propiciado por varias razones pero sobre todo por una: Mi viaje en vacaciones a Nueva York. Después de dos años sin hacer viajes destacables en vacaciones por motivos que ahora no vienen al caso este verano tuve el desquite. Fue la ocasión perfecta no sólo para hacer algo que me encanta como es viajar, sino para hacer fotos sin descanso pero sobre todo pasar unos buenos días con los amigos.

La verdad es ya sólo por eso el año fue fantástico en el apartado viajes, pues también hice dos escapadas a Londres de las que tengo pendiente poner algunas fotos resumen en una entrada, pero que he pospuesto porque en pocas semanas vuelvo a escaparme unos días.

También fue el año en que estrené mi nueva EOS 5D Mark II, una cámara que creo que va a suponer algo más que renovar mi modelo anterior. Pero esto ya lo contaré más hacia delante.

Y bueno, los habituales del blog ya saben que necesito pocas excusas para hablar de música. Y es que este año también me he hinchado de ver óperas, conciertos, musicales, ensayos... con o sin cámara. Ya sea como espectador o como fotógrafo/espectador (porque nunca dejo de ser lo último) no me puedo quejar.

Pero la vida es mucho más que estas cositas con las que uno se lo pasa muy bien: salud, amor, trabajo, hipoteca.... y aunque como ya digo mi balance personal es positivo, no creais que todo ha ido como la seda. Vaya a ser que dejéis de leerme por envidia. Pero es que estoy en plan positivo así que nada de pararse en lo negativo.

Tan positivo que ya tengo dos proyectos rondando por la cabeza.

Así que lo único que me cabe esperar es que el próximo año vaya tan bien como éste ¡o mejor! y que dentro de 365 días escriba aquí un texto con el mismo tono de optimismo de éste. Y por supuesto desearos lo mismo.

Por último os dejo con cinco fotos que los habituales probablemente ya han visto. No son mis mejores fotos del 2009. Pero si son representativa de un momento en el que me encontraba especialmente a gusto haciendo una de las cosas que más me gusta hacer: fotografiar.

IMG_0151
Dos aspectos relevantes de esta foto: por un lado se trata del Puente de Triana, el puente que más me gusta fotografiar de los nueve que cruzan el río Guadalquivir a su paso por Sevilla. Por otro, es la primera foto que me dejó realmente satisfecho con la Lensbaby, el descubrimiento de este año en el aspecto de la aparatología fotográfica.

New York, August 2009
El viaje a Nueva York generó mucho material fotográfico. Pero si tengo que recordar un día en especial aquella semana sin duda me quedo con el día en Central Park y con la lluvia que me hizo refugiar en este paso subterraneo frente a la fuente de Bethesda.

V International Film Music Conference, City of UBEDA
Música, Cine y Fotografía: tres pasiones unidas en un sólo acto.
Patrick Doyle: un compositor idolatrado.
Un momento impagable: para dar instrucciones a la orquesta y coro de cómo quiere que se interprete una melodía simula un orgasmo.

Street Artists in Covent Garden
Londres es una ciudad que me fascina. La descubrí hace relativamente poco gracias a unos amigos. Desde entonces busco excusas para poder gastar un fin de semana allí. Y en tan poco tiempo incluso ya tengo mi rincón favorito: Covent Garden.

IMG_4683
Los habituales ya saben de mi devoción por el río Guadalquivir. Si fuera rico mi casa estaría a su orilla. Incluso sé cual sería la que escogería. Es mi comodín. Cuando tengo ganas de salir a hacer fotos y no sé a donde... voy al río.

Podría poner algunas más pero creo que se impone la mesura y ponerse con los preparativos de esta noche. Así que nos vemos por aquí el año que viene, o si se tercia en la vida real.

Feliz Año 2010

2 comentarios:

Sergio Arán dijo...

Felicidades amigo mío. Que tengas un año estupendo, estupendo, estupendo.
Un abrazo,

Julio dijo...

Igualmente Sergio, que digo estupendo... ¡magnífico!. Éste ya mereció la pena por los nuevos amigos.

Un abrazo.