Vincent Van Gogh en Málaga

Éste fue un fin de semana para quedar con un grupo de amigos en Málaga. Entre los actos festivo-gastronómicos propios de la reunión decidimos ir a la exposición multimedia Van Gogh Alive.


A mí todo lo que meta la palabra multimedia de por medio me da cierto respeto. Con esta palabra se han perpetrado muchas barbaridades y se han creado muchos engendros donde se pensaba que acumular tecnología era un plus. La multimedia es el uso de varios medios de expresión que no tienen por qué ser forzosamente digitales o tecnológicos pero casi siempre se acaba abusando de estos últimos.

No voy a meter Van Gogh Alive en este grupo. Me ha gustado, la recomiendo. Probablemente un purista de Van Gogh dirá que hay que ir a ver los originales, acercarte al lienzo, ver la pincelada, la textura de la pintura, apreciar el cuadro en sus dimensiones originales... Pues sí.

Pero mire usted, ahora mismo Amsterdam me cae a trasmano. La principal virtud de esta exposición está en acercar la obra del pintor de una manera muy atractiva para personas no introducidas al artista o incluso a la pintura en general.

Lo multimedia de este evento consiste en un montón de pantallas de proyección de diferentes tamaños y dispuestas de manera muy variada (incluso en el suelo) donde se proyectan cuadros, cartas y otras imágenes acompañadas de música, muy bien escogida: Handel, Vivaldi, Saint-Saëns, Satie, Delibes... ¿se nota mucho por donde me han atrapado a mí?

Me sorprendió que se permitiera hacer fotos, por supuesto sin flash, faltaría más. Aquí dejo una selección a modo de cebo.









Comentarios

Entradas populares de este blog

Feliz 2019

La Tabernera del Puerto