domingo, 6 de septiembre de 2009

Cinco Días en Nueva York (IV) - Un Parque y una Estatua

Central Park es un lugar mágico. Es impensable que en una ciudad de ritmo tan salvaje exista un lugar así no ya por la belleza de sus rincones sino por las dimensiones. Perderse en él y sentir como conforme nos adentramos se pierde el ruido de la ciudad hasta desaparecer por completo es una sensación fantástica.

New York, August 2009

New York, August 2009

New York, August 2009
Por 25 pesetas, digannos: títulos de películas que contengan una escena en la que el protagonista hace jogging pasando por este túnel u otro similar. Un, Dos, Tres... Responda Otra Vez.

New York, August 2009

New York, August 2009

A pesar del día semilluvioso la gente no abandona sus actividades. Todo es cuestión de un buen impermeable, y a veces ni eso.

New York, August 2009

¿Cuantas veces hemos visto hacer jogging al lado de esta valla?. Me parecía ver a Dustin Hoffman correr tal como lo hacía en Marathon Man. Sólo que en vez de forja lo que existía entonces era una malla metálica.

Hay lugar para todo. Remansos de paz para sentarse a leer un libro, para ponerse acaramelado con la novia, para jugar al beisbol, para ver músicos y actores de calle, teatro Shakespiriano y por supuesto deportes como jogging, ciclismo, patinaje, baloncesto... sí, también jugar al frisby... aunque claro, como todo el mundo sabe gracias al cine, para jugar a esto es imprescindible tener perro.

New York, August 2009

New York, August 2009

New York, August 2009

New York, August 2009

New York, August 2009

New York, August 2009

New York, August 2009
Es relativamente fácil encontrarse un rodaje o una sesión de fotos
con modelos como me ocurrió a mí.

New York, August 2009

Buscando refugio de un chaparrón repentino me metí en los bajos que están al lado de la fuente de Bethesda probablemente el rincón cinematográfico más famoso de todo el parque. Allí me encontré a este músico de calle. Que aparte de darme varias fotos me regaló el oído con un tema de Porgy and Bess y la fantástica My Funny Valentine. Por cierto que era realmente bueno.

New York, August 2009
Central Park es asombrosamente grande (4000X800 metros).
Si no estuviera atravesado en varios puntos por carreteras
que los peatones superan por puentes o túneles la ciudad estaría divida en dos.
Central Park en Wikipedia.

También hubo su tiempo para la Estatua de la Libertad. Pero decidí no perder un tiempo maravilloso con las largas colas para la visita, sobre todo ahora que hace poco que ha sido reabierta al público. Opté por coger el Ferry hasta Staten Island. Sale cada media hora, es gratis y pasa al lado de Liberty Island dando una vista excelente tanto del sur de la isla de Manhattan como de la Estatua de la libertad. En cualquier caso no debería perderme en una futura visita Ellis Island.

New York, August 2009

New York, August 2009

Esta visita tuvo lugar la segunda tarde de mi estancia. La última tarde con cielos azules. Así que aunque decidí que tenía que volver a la hora mágica finalmente no lo hice porque el tiempo a partir de ese día no fue el idóneo para ese tipo de foto por culp de los nublados blancos y uniformes sin apenas una nube para dar textura tal y como podéis ver en la foto de arriba tomada con un 200 mm desde el puente de Brooklyn.

New York, August 2009

New York, August 2009
New York, August 2009

New York, August 2009
No me podía aguantar. Ésta tenía que ser en blanco y negro.

New York, August 2009

New York, August 2009

2 comentarios:

Fer dijo...

Me ha encantado este reportaje, con la gran cantidad de buenas y bonitas fotos una verdadera maravilla, un saludo...

Julio dijo...

Gracias. Me alegra que te haya gustado. Espero que también disfrutes con las otras entradas que componen el resto de este viaje.

Un saludo.