lunes, 30 de mayo de 2016

Emociones


Aquí se habla fundamentalmente de fotografía, y la mayor parte de las veces también de música, o mejor dicho de fotografía sobre música . Y hoy sólo hablaré de música porque es lo que toca. Para vosotros ya será lunes pero en el momento de escribir esto hace sólo un rato que he vuelto del concierto del 25º Aniversario de La Real Orquesta Sinfónica de Sevilla.

Era un concierto esperado y con un planteamiento bonito. El cumpleaños era de la orquesta pero ha sido ésta la que ha hecho el regalo a su público ofreciendo un concierto a la carta. Durante las semanas anteriores los asistentes a los conciertos de la ROSS recibían junto con el programa de mano un cuestionario  para que señalasen de un total de quince, las cinco obras que querrían escuchar en el concierto de la gala de aniversario, siendo el programa un secreto hasta el comienzo del mismo.

Lleno total, ovación con público en pie al entrar los profesores en la sala. Acto muy bien presentado por Ana Hernández Sanchiz. Audiovisual proyectado con recuerdos de los comienzos de la orquesta, con el punto justito de nostalgia y ni un ápice de empalago. Me encantó. (Te lo dije Miguel).

Me compré una entrada lateral de terraza. Sé que no se oye tan bien desde ese punto como en el centro del patio o el balcón, pero quería ver la cara de John Axelrod y contemplar lo que ocurría en el espacio entre él y sus músicos. Porque éste iba a ser un concierto de emociones.

Orquesta entregada en las cinco piezas. Tres de ella me hicieron mucha ilusión: 5ª de Beethoven, Scheherezade y Tristan e Isolda. Axelrod dirigiendo la mayor parte del tiempo con las manos, muy fotogénico. Hice cientos de fotos mentales. La cara transmitía a los músicos y los músicos respondían como si fueran uno solo.

Dos momentos para el recuerdo: la orquesta devolviendo el aplauso a su público. El otro, encontrar a los profesores en el hall del teatro saludando, estrechando manos y hablando con el público.

Esta orquesta nació con brillo, está entre las mejores del panorama actual y el único problema que tiene/tenemos, es que nuestros políticos la desprecian. Pero esta orquesta se encuentra en plena forma, engrasada y ajustada. Y ahora... ahora puede arrasar. Axelrod lo sabe y va a colaborar para que ello suceda. En estos días he tenido un par de ocasiones de compartir una cervezas con los profesores. Están a gusto. Tienen en frente a alguien que no sólo los va a dejar evolucionar sino que además los va a ayudar.

Me siento orgulloso de ellos. 

¡A por otros 25 años!

PD: y el próximo día... ¡pues a lo mejor hablamos de fotografía!.

2 comentarios:

Jesús Sancho Velázquez dijo...

Gracias Julio. También es un placer y un lujo para nosotros saber que tú estás ahí, a través del cristal y con tu corazón sin filtros.
y ¿te apetece fotografiar una exposición de collages? ¿Nos vemos en Anima?

Jesús, violinista, y más.

Julio Rodriguez dijo...

Gracias Jesús por tus palabras. Me siento muy a gusto cuando os fotografío y más aún cuando os escucho. Puedes tener por seguro que voy a hacer lo posible por aparecer por tu expo. ¡Nos vemos!