lunes, 25 de agosto de 2014

Abel Korzeniowski

C14_1511Si hace un año me hubiesen dicho que Abel Korzeniowski iba a ser uno de los invitados al próximo Festival de Música de Cine de Córdoba, mi asistencia ya habría estado más que justificada. Muchos ya conocéis mis debilidades musicales. Nunca me he considerado coleccionista de música de cine aunque lo pueda parecer. Me compro los discos si me gustan, con la excepción de John Williams del que no sólo me gusta todo sino que compro reediciones y rarezas por ser mi favorito. Esto volvió a suceder cuando hace unos años descubrí a Philippe Rombi (otra vez gracias a Manolo Roig).

Korzeniowski han entrado en este grupo. Esta vez fue Almurabi, una amiga fotógrafa, la que un día me envió un enlace para escuchar un tema de A Single Man. Al instante quedé cautivado por Abel Korzeniowski. Un músico polaco con una discografía aún pequeña pero impresionante, muy recomendable para quien quiera oir algo con unas cuerdas muy poderosas. Aquí tenéis un enlace a Spotify con una selección de diez temas escogidos de cinco discos y luego ya me contáis.

Conocer a Korzeniowski ha sido también muy interesante. Un tipo de aspecto cuidado e inmaculado. Traje y corbata incluso en los ensayos. Muestra respeto y agradecimiento a sus seguidores hasta el punto de ponerse en pie cuando escuchaba las preguntas de los asistentes a las charlas del Festival. Su bandas sonoras son muy personales con un sello que las identifica como suyas en cuanto escuchas el primer minuto, quizá con la excepción de Copernicus' Star (que no está en Spotify).

C14_0482

También ha sido muy interesante fotografiarlo. Como a Watanabe, también tuve la oportunidad de hacerlo antes de comenzar el concierto con sólo un par de minutos de diferencia del primero en el mismo patio de butacas. Pero es en pleno concierto donde Korzeniowski muestra una expresividad que permite conseguir con relativa facilidad fotos con mucha fuerza. La única dificultad es que sus movimientos en muchas piezas son enérgicos y si la obturación no es muy alta puede que tengas en movimiento algo más que la batuta y el antebrazo. Con dos intervenciones breves he obtenido más fotos de él que de muchos compositores en un concierto completo en exclusiva, incluso teniendo que descartar muchas simplemente porque el escenario estaba inundado de micrófonos y muchos de ellos no estaban colocados con demasiada fortuna, especialmente en el segundo concierto llegando a cruzarse el más voluminoso con las manos del compositor en un buen número de fotos. ¿De verdad eran necesarios tantos? El principal está demasiado presente para mi gusto y me niego a usar la herramienta del tampón de clonar en Photoshop.

C14_1749
C14_1004

C14_1680
C14_1686
C14_1027
C14_1695
C14_1725
C14_1739
C14_1002
C14_1974
C14_1981

Por otra parte, todos los conciertos han tenido lugar en el Gran Teatro de Córdoba. Un lugar bonito, pero poco agradecido para las fotos. Tenía cinco posibles lugares para fotografiar sin molestar pero dos de ellos los descarté por tener micros cruzados. De los tres restantes uno me obligaba a tomar la foto siempre en vertical por la escasa. Por ese motivo he tenido que repetir ángulo más de lo que me gustaría.

Por fortuna he podido hacer las fotos posadas en el patio de bustacas y algunos backstage como los que habéis podido ver hasta el momento en las dos entradas anteriores. Y para eso Korzeniowski también resultó ser un buen sujeto pues antes de cada intervención se le veía concentrado y preparándose para salir al atril. Eso añadido a su forma inpecable de vestir me hacía dudar si estaba fotografiando un backstage o un anuncio de ropa. Os puedo asegurar que le fotografié sin que él me viera. Para muestra la foto del comienzo de la entrada y ésta última.

C14_0980

Nota: he actualizado esta entrada con tres fotos nuevas que por despiste había ubicado en otra carpeta de mi ordenador.

No hay comentarios: