lunes, 28 de abril de 2014

Kodakcolor 100 - Dic1989 - Color 001, Foto 01

Debería estar aquí enseñando las fotos del viaje a Venecia que teníamos planeado mi chica y yo para esta Semana Santa. No hubo fotos y no hubo viaje. Mi padre se fue este Domingo de Ramos cuando nadie lo esperaba y su hipertensión lo decidió. Desde entonces los días han sido largos y sin motivos para poner cosas aquí.

Mi padre fue el mejor compañero que mi madre hubiera podido imaginar. Siempre procuró lo mejor para mi hermana y para mí aunque a veces no entendiese nuestras decisiones. El hombre duro que se ablandaba como helado derretido cuando estaba con sus nietos.

Se ha ido tan de repente que me quedo con la pena de no haberme despedido como hubiese querido, de no haberle contado las cosas que me quedaban por contar. Pero al menos tengo el consuelo de que se fue sin dolor, sin sufrimientos prolongados.

No habrá fotos en esta entrada pero dejadme que os regale una imagen mental: Eran la Navidades del año 89. Hacía pocos meses que yo había comenzado a trabajar por primera vez. Mis dos primeras compras importantes pagadas con mis primeros sueldos fueron un reproductor de CDs y una cámara réflex. ¡Qué predecible!, ¿verdad?. Música y fotografía.

Estrené mi cámara con película Kodak, fotos meditadas disparadas con sosiego alejadas de la compulsión digital. Carrete 1, fotograma 1: mi padre cortando jamón en la cocina para la cena de Nochebuena. Ésa fue mi primera foto con mi primera réflex. A lo largo de veinticinco años he repetido la foto en muchas ocasiones. La última vez esta Navidad. Mi sobrino Ángel, de 3 años, sentado a su lado sobre la encimera dando buena cuenta de los recortes que le proporcionaba su abuelo. Él era feliz con la familia alrededor y todo le parecía poco cuando estábamos en casa. Le vamos a echar mucho de menos... muchísimo.

Te quiero.

16 comentarios:

Anónimo dijo...

Siento muchísimo tu pérdida. Un abrazo fuerte.
Almurabi

Anónimo dijo...

Desde mi magnífico ipad 1 te mando un fuerte abrazo, a ti y a Rosa

SusaGParedes dijo...

Un beso muy fuerte, Julio.

AlaorilladelrioBetis dijo...

Lo siento mucho Julio... un abrazo y animo

juan dijo...

Un abrazo Julio las personas buenas siempre se llevan en el corazón

Anónimo dijo...

Vivimos de espaldas a la muerte. Como si eso no fuese con nosotros y sabemos desde que nacemos, que nadie se escapa de ella, así que todos deseamos que eea "un ratito corto".

Tu padre tuvo un ratito corto. ¿crees que había algo que querías decirle, que él no supiera?. ¡Hombre de Dios, que era tu padre!.

Da gracias por haber podido disfrutar de él tanto tiempo. Algunos nos quedamos sin padre a los 17 años, aunque sé que para ti esto no será consuelo.

Piensa en él, visualizando aquel momento en color, feliz enmedio de tu familia y llévalo contigo.

Un abrazo

Antonio dijo...

Julio, me ha gustado mucho la foto de hoy.

Carmen dijo...

Lo siento, Julio.

Así siguen viviendo los que nos dejan: en nuestra memoria. Esta evocación de un hombre bueno y tranquilo lo hace vivir incluso en la de quienes nada sabíamos de él.

Un abrazo
Carmen

Anónimo dijo...

Un gran abrazo, Julio.
Siempre seguirá con vosotros.
Ánimo.

Ángel

El Largo dijo...

Te conozco poco, aunque admiro desde hace tiempo tu trabajo. Desde hoy te conozco más y te admiro más aún por tu elegancia al expresar tu dolor. Un abrazo

Julio Rodriguez dijo...

Gracias a todos por vuestras palabras de aliento y ánimo. Tanto a los que lo habéis hecho aquí como a los que lo habéis hecho en privado. Son muy estimados y me siento apreciado e incluso querido por gente a la que nunca he visto en persona.

Gracias de corazón.

antonia gonzalez dijo...

Un hijo que escribe eso de su padre con tanto sentimiento, es porque su padre fue un Ser extraordinario. comprendo tu dolor y te mando un beso

Julio Rodriguez dijo...

Gracias Antonia. Puede estar segura de que lo fue.

Besos.

Elphaba dijo...

Es que tiene razón. Quien te conozca a ti, no puede imaginar que no hayas tenido unos padres extraordinarios. ¿Cómo si no ibas a salir tú así? :)

Julio Rodriguez dijo...

Elphaba, tú me miras muy bien. Un abrazo.

Anónimo dijo...

Bonita foto, un abrazo Julio.
Un anonimo que lleva años siguiéndote.