viernes, 25 de octubre de 2013

Una Producción Faraónica

Que ganas tenía de que comenzara la temporada de ópera en el Teatro de La Maestranza de Sevilla. Y además de esta manera: a lo grande, con mucho despliegue de medios materiales y sobre todo humanos. Y digo bien porque en algunos momentos casi parece que haya más personas encima que fuera del escenario entre cantantes, coro, figurantes y bailarines.

Ya sabéis de mis preferencias por las óperas con escenografía minimalista, austera, de vanguardia. Pero Aida es sin duda una excusa perfecta para volver a una puesta en escena clásica, echar la casa por la ventana y mostrar espectacularidad sin recato.

AIDA0541

Esta foto muestra el rincón derecho del escenario. Impresionante, ¿verdad?. Sí lo es, pero es aún más impresionante que excepto las escaleras todo es papel pintado sobre bastidores montados en no más de dos o tres planos. A eso sumemos que las pinturas fueron creadas en 1945 por Josep Mestres  y que son la única escenografía salvada en el incendio de El Liceo en 1994.

Los volúmenes no son reales y las falsas perspectivas crean la sensación de profundidad con total realismo. Me podréis decir que. claro, viéndolos en foto en dos dimensiones no es tan difícil. Pero os puedo asegurar que desde el patio de butacas la sensación de profundidad es perfecta. Como si estuvieras en una producción de Cecil B. DeMille.

AIDA0161 AIDA0375

A todo esto sumamos el buen hacer de la ROSS, el CAATM y que el compositor es Verdi, un top de ventas de su época, y ya tenemos los elementos necesarios para disfrutar durante cuatro actos tanto si eres aficionado consumado como alguien que se acerca por primera vez a la ópera.

Todo ello en dos tonos, uno dorado arena del desierto y otro azulado para escenas de noche/interior. En algunos momentos con escenas muy en penumbra para una cámara pero no para el ojo del espectador. Una excusa perfecta para usar una 5D Mark III que no tengo (tampoco me voy a quejar) y echar mano de sus ISOs altos. En su lugar, mi estrategia de siempre: esperar a que los personajes se muevan poco para obturar lento con un ISO bajo.

A continuación una selección.

AIDA0047 AIDA0069 AIDA0093 AIDA0139 AIDA0146AIDA0265 AIDA0321AIDA0477
Esta fotografía está hecha a partir de dos fotos independientes cosidas por la columna central. Haced click en ella para ver en detalle.

AIDA0537b AIDA0559 AIDA0591 AIDA0707 AIDA0751 AIDA0886 AIDA0896 AIDA0945

Esto se llama: un buen comienzo.

6 comentarios:

Alicia Dobleo dijo...

Una verdadera pasada... Cuánta envidia te tengo en estos momentos... ¡Un trabajo estupendo!

Julio Rodriguez dijo...

Muchas gracias. Un placer ser odiado :)

Leodad dijo...

Fué fantástico ver esta producción y ahora poderla recordar estupendo. Muchas gracias por el reportaje.

Carmen dijo...

Gracias por esta entrada, un clásico ya, que echaría mucho en falta antes del estreno y que funciona como un subrayado y un sobresignificado (busco en la escena real los efectos que se ven en las fotografías).

Las fotos...sabes que siempre las veo. Lo que pasa es que ya no sé qué decir de ellas. Ignorar como yo la diferencia entre lo que viene garantizado por el sotfware de la cámara y de la posproducción y lo que las hace únicas como creación, me deja sólo en brazos del encuadre y la elección del campo visual para identificar un estilo. A ti te parecerá muy pobre que sólo sea capaz de pensar en lo que aporta el acercarse o alejarse, inclinar más o menos, hacer la toma desde uno u otro ángulo, y a mí ya me parece banal y reiterativo decir que tus imágenes me gustan.

Julio Rodriguez dijo...

Gracias Leodad, un placer contribuir al recuerdo.

Julio Rodriguez dijo...

Hola Carmen, siempre te he supuesto por ahí. La diferencia de la que hablas es insignificante. Precisamente buscas lo que a mí me preocupa principalmente, la composición y el momento. Ya que moverse tiene sus limitacines en un ensayo general con público trato de diferenciar las fotos valíéndome de la composición. A veces lo consigo y otras no pero es lo que convierte en reto casa ensayo. Sería muy fácil dedicarse a primeros planos de las estrellas tirándo de teleobjetivo pero disfruto mucho más cuando necesito mirar desde más atrás situando a los personajes dentro de la escena.

Me alegra verte de nuevo por aquí.