miércoles, 12 de enero de 2011

La Bella Durmiente


Como anticipé ayer aquí vengo con más fotos del ballet de La Bella Durmiente interpretado por el Bayerisches Staatsballet. Así que voy a atosigaros un poco con una selección de los chorrocientos disparos que hice. Es lo que tiene el ballet. La gente se mueve mucho y te incita disparar....

Hablando en serio. No creo que exista ningún fotógrafo que no disfrute haciendo fotos de este arte. Aunque esté especializado en macrofografía de crisálidas seguro que la descarga de adrenalina que supone estar todo el tiempo a la caza del movimiento justo, supone un desafío atractivo. Especialmente cuando esos movimientos son expresión de armonía musical.

Si sois habituales de mis fotos sobre el escenario habréis notado que tengo cierta tendencia a no centrar excesivamente los sujetos. A que haya mucho aire y espacio para respirar. Me gusta mucho componer la imagen y creo que muchas veces los espacios vacíos son muy buenos aliados. Es lo que hace que personalmente prefiera las fotos que como la de cabecera contienen mucho "fondo".
IMG_7780

Normalmente los bailarines principales están tan iluminados que si tomas la medición sobre ellos puedes llevar los fondos a negro. Esto no es así en la realidad pues el sensor de nuestro ojo está mejor diseñado y es capaz de apreciar esa diferencia de intensidad de luz. Y es para ese ojo para quien está diseñada la iluminación como ya he comentado alguna vez. Probablemente si se fuera a rodar en cine o vídeo se iluminaría de una forma diferente para adaptarse a la visión de la cámara y poder reflejar de la manera más fiel posible lo que vería un espectador sentado en el patio de butacas.

Las vistas amplias son agradecidas para situar la acción. Para equilibrar un poco la bailarina con los personajes del fondo en la siguiente foto he arriesgado un poco en su luz y he usado el pincel de retoque de Camera Raw para atenuar la quemazón y sacar algún detalle de las sombras.
IMG_8386

Sin embargo, sin apartarme demasiado de este “estilo” esta vez no he podido resistir la tentación de hacer primeros planos de los principales bailarines en aquellas partes del ballet donde se lucen.
IMG_9284b

IMG_8715

El hada madrina era muy agradecida de fotografiar ya que su vestido no reflejaba tanta luz.
IMG_9141

IMG_9171

Este tipo de fotos me hace sospechar que estos tipos son realmente ingrávidos y que cuando caminan no pisan el suelo... simplemente levitan.
IMG_9401

IMG_9099

Por último. Y aún a riesgo de ser pesado... blanco y negro. Ya sé que tenía divididos a los lectores sobre blanco y negro o color en la última entrada con fotos de ballet. Y esta vez no iba a ser menos.

Ventajas que le veo yo a esto: si viéramos un ballet entero a contraluz como si de sombras chinescas se tratara lo disfrutaríamos igual. Porque si algo es el ballet, son posturas, formas, siluetas... Y el blanco y negro me acerca más a eso que el color. Es desde luego una visión personal.
IMG_9400

El blanco y negro me deja separar del fondo aún mucho más que el color, incluso cuando no consigo un fondo negro. Esta foto sería de una bailarina rosada sobre un fondo variado de colores traídos por las vestimentas. Ahora es una bailarina blanca sobre un fondo variado de grises más o menos homogéneos.
IMG_8544b

Esta vez creo que me he pasado con la explicación técnica. Tranquilos, no volverá a pasar. Además no sigáis al pie de la letra todo lo que digo. En medio de todas esas fotos también hay fotos movidas pero como siempre digo: el secreto para parecer fotógrafo es hacer muchas fotos y enseñar pocas.

En cualquier caso para los cansinos (con cariño) aquí tenéis un enlace con más fotos.


5 comentarios:

Rosario Cabrero dijo...

Julio, me gusta la explicación que has dado sobre el espacio y el aire que das a tus fotos para respirar, creo que las engrandecen más. De todas formas si tienes alguna foto con un detalle particular también me gustaría verla.
Un saludo

Man of Steel dijo...

Es la primera vez q entro en este blog y debo decir q estas fotos me han encantado. Personalmente me quedo con las fotos en color, aunque sea un enamorado del B/N. Cuando las veo me siento mucho más cerca del escenario y los contrastes lumínicos narran muchísimo más. Felicidades por el trabajo, me guardo el blog y te agrego a Flickr para estar en contacto. Felicidades!!

Julio dijo...

Hola Rosario. Me alegra que te guste. No tengo detalles de primerísimos planos. Con la ópera y los músicos si me suelo entretener con expresiones faciales, que también son importantes en el ballet... pero como no quieres perderte nada de todo ese movimiento sobre el escenario lo dejas en un segundo plano.

Man of Steel, un placer que te quedes por aquí. Espero seguir manteniendo el interés. Realmente entiendo lo que dices sobre el acercamiento al escenario. Las fotos en Blanco y Negro fuera de contexto pueden parecer de estudio. Un saludo y muchas gracias.

Alicia Ortiz dijo...

Hola, soy estudiante de fotografía, encontré tu blog y me quedé boquiabierta con tus fotos. Son geniales, estupendas. Además de que soy una aficionada a la ópera, vi tanto La Bella Durmiente, como Turandot, El Oro del Rin, etc.
Mis enhorabuenas por tus fotos. Tu trabajo es uno de mis sueños, llegar a ser fotógrafa en un teatro como es la Maestranza.
¡Un saludo!

Julio dijo...

Hola Alicia.

Muchísimas gracias por tus palabras. No creas que soy tan fantástico, sólo uno más de los muchos fotógrafos de distintos medios que acuden a este teatro en busca de magia.

Así que nada, sigue en busca de tu sueño, tienes los ingredientes. Te gustan ambas cosas: la fotografía y la música.

Yo aún sigo en busca del mío: reunir suficiente material como para hacer un libro algún día. Uno que muestre el antes y el durante. El delante y el detrás del escenario. Tanto en ópera como en otras disciplinas musicales. Algo que manifieste la dedicación tan esmerada que los profesionales de este mundo le dedican a este arte. Y con ello no sólo me refiero a los músicos, cantantes, bailarines... sino también a los que están detrás haciendo real la ilusión de transportarte a otro momento y otro lugar.

Saludos, Alicia. Y espero seguir viéndote por aquí.