viernes, 5 de noviembre de 2010

Los Transformers, de Richard Wagner


No conocía de nada esta ópera. Ni siquiera la obertura, que ya es raro porque las de Wagner siempre son carne de recopilatorio. Así que todo me pilló de sorpresa.

Este martes tuve el placer de hacer fotos en el ensayo general de El Oro del Rin. Ópera de Richard Wagner con una duración estimada de dos horas y cuarenta minutos en ¡un solo acto!. ¡Pa habernos matao!, habrían dicho algunos. Imagino que algunas secciones de la orquesta deben quedar totalmente extenuadas después de semejante esfuerzo.

Por si fuera poco el primer cuadro escenográfico tiene a tres protagonistas dentro de un cubo de cristal lleno de agua. Parece pensado a propósito para que la vejiga nos juegue una mala pasada. Ahora que lo pienso lo mismo me perdí la foto de la noche: la cola ante la puerta del WC tras el final de la obra.

Bromas aparte, fue un buen comienzo de la temporada de ópera. Una escenografía apabullante a la vez que deslumbrante. Ya sabéis que me gustan las escenografías raritas sin menospreciar lo clásico. Y La Fura dels Baus se presta a esto. Es como si en dos horas me hubiese vuelto loco con el mando a distancia de la tele y hubiese visto a trozos Los Transformes, Aliens, 2001, Splash y Todo lo que siempre quiso saber sobre el sexo pero nunca se atrevió a preguntar, sin olvidar a la chica que viene del futuro para decirte cómo tienes que lavar la ropa.

No, no me he dado un golpe en la cabeza ni me he fumado nada. Mirad las fotos y entenderéis lo que digo. Pero no penséis que se trata de un espectáculo con mucho ruido y pocas nueces. Al contrario. Todo está hilvanado para funcionar como un todo en el que el clasicismo de Wagner y la vanguardia de La Fura se complementan perfectamente.

IMG_4068

IMG_3895

IMG_4127

IMG_4213

IMG_4412

IMG_4485

IMG_4315

IMG_4228

IMG_4360

IMG_4560

IMG_4637

IMG_4680

IMG_4737

IMG_4737

Si os queréis hacer una idea de prácticamente la totalidad de la obra en esta galería se pueden ver más fotografías.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Julio, qué facil resulta encajar mentalmente tus textos cuando se acampañan con unas fotos que apabullan los sentidos.

Antonio.

Anónimo dijo...

Sr. Julio,
me he tomado la libertad de publicar su enlace de flickr en nuestra pagina del facebook "Societat Wagneriana de Girona" en la cual tambien menciono que fueron obra suya.
Si no lo considera correcto, por favor no lo dude en comentarnos y las retiraremos lo mas pronto posible.
De todas maneras, buen trabajo.

Alfredo Ayarza
societatwagnerianadegirona@gmail.com

Julio dijo...

Antonio. Me miras las fotos con ojos de amigo. Así no juego. :D

Julio dijo...

Hola.

Gracias por el enlace. Me alegra saber que una sociedad centrada en Wagner considera mis fotos dignas de mención.

Su forma de obrar es imposible que sea más correcta. No tengo ningún inconveniente en que se enlacen las fotos siempre que se me mencione como autor de ellas. Así que sólo me queda darle las gracias.

Un saludo.

Elphaba dijo...

Qué... alternativo todo, ¿no?

Sergio Arán dijo...

¡Acojonante! Sin palabras. Y hoy no hablo de tus fotos, sino del valor que le ponen en la puesta en escena. Yo soy muy tradicional y me gustan las cosas ambientadas en donde tienen que estar ambientadas... pero estoy convencido de que habría disfrutado esta puesta en escena como un enano.

Amidala Gainsbourg dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Julio dijo...

Sergio: soy más tradicional o más vanguardista dependiendo de si voy en modo espectador o en modo fotógrafo. Como fotógrafo me decanto claramente por lo segundo. Lo malo es que cuando hago fotos una parte de mi sigue siendo espectador. Así que a veces hay una lucha tipo Jekill/Hide. En cualquier caso lo único que le pido a la escenografía, sea de un tipo de o de otro, es que me sumerja en la historia. Estuve muy tentado de volver a ver esta ópera sentado en la butaca sin cámara. Pero me fue imposible.

Amidala: me alegra lo que dices. Este blog, que nació para hablar de fotografía, últimamente tiene muchos visitantes melómanos. Y estoy encantado de ello. Especialmente si han presenciado el espectáculo. Porque a veces puede haber mucha distancia de lo que sucedió a lo que muestran las fotos. Así que si te gustan las fotos habiendo visto la representación me doy por satisfecho. Espero que sigas viniendo por aquí.