sábado, 31 de julio de 2010

De los Boscovich de Toda la Vida...



No, no es un espía ruso. Arturo Díez Boscovich es español, de Málaga para ser exactos. Y además de director de orquesta, compositor. Reconozco que me ha pillado fuera de juego. Para estar tan metido en música clásica desconocía su curriculum que dada su juventud duplica su valor. Intuyo que tarde o temprano va estar de nuevo delante de mi objetivo. Dirigiendo música de cine o lírica. Es una cuestión de estadística. Es el director musical del Teatro Lírico Andaluz en Málaga y del Teatro Lírico de Huelva... y yo, vivo en medio de las dos ciudades.


Este sexto año en el Festival escuchaba los comentarios de los asistentes y prácticamente todos coincidían en que estaban contentos con la orquesta y el coro.  Y lo cierto es que tras un comienzo algo frío la orquesta se fue creciendo y ofreciendo un gran concierto. Probablemente la pasión de este director por la música de cine, amante de Herrmann, Kilar y Williams, tiene algo que ver.


Tuvieron lugar tres homenajes en el concierto. Uno anunciado y dos por sorpresa. Spartacus, Conan, el Bárbaro y La profecía III, la Maldición de Damien. Exceptuando Conan, dirigido por Christopher Lennertz y antiguo colaborador de Basil Poledouris, los otros dos fueron ejecutados por Boscovich además de una pieza compuesta por él mismo: Fuga.


Vamos al aspecto fotográfico, (a veces se me va el santo al cielo y me olvido de que esto es un blog sobre fotografía). Sacar fotos espectaculares de Boscovich no tiene mérito. Lo difícil es irse con fotos sosas en la tarjeta. Expresa tanto con el cuerpo que te obliga a disparar una y otra vez por miedo a dejar escapar gestos. Y si no mirad la selección de momentos del concierto.

IMG_1102

IMG_1082

Atención a la cara de Michael Giacchino contemplando las evoluciones de Boscovich.
IMG_1094

Y en los ensayos... ¿pensáis que iba a estar más relajadillo?... Ni mucho menos.
IMG_0813

IMG_0801

IMG_5203

IMG_0387

IMG_0381

IMG_5157

Desde luego una cosa está clara, Boscovich, la Filarmónica de Málaga y el regreso del Coro Ziryab son algunos de los aciertos del Festival de este año. Y espero que se mantengan.

Y esto fue lo que dio de sí el festival de este año, fotográficamente hablando.
Espero no haber aburrido con tanta foto pero son muchos días, muchos protagonistas y...
... a mí me gusta demasiado la música de cine...


AGRADECIMIENTOS:

Como siempre, estoy muy agradecido a compositores y músicos por soportar mi constante observación  a través del objetivo, Pero este año quería emplear las últimas líneas para expresar especialmente mi agradecimiento a personas que no son  músicos, ni compositores. O al menos no ejercían como tales en esos momentos. Ni siquiera ostentan cargos pomposos. Son personas al servicio de la organización que en algún momento han tenido algún gesto conmigo, que aunque pueda parecer una tontería yo he agradecido muchísimo. Es probable que ni siquiera ellos lo recuerden pues seguramente lo hacían de forma natural e inconsciente. Pero yo si. Todo ello manteniendo siempre la sonrisa, cosa que se agradece mucho en estos tiempos. Espero no dejar ninguno en el tintero, que seguro que no, porque yo, como decimos en Andalucía, soy muy mijita para estas cosas. Así que mis más sinceras gracias a Teresa García, Raquel, Carmen, Juanra, David Sáiz, Paco-Migue, José y especialmente a Rubén Franco. De corazón. 


2 comentarios:

Juanra dijo...

Gracias a ti, Julio, por ser tan buena persona. Aparte de dejarnos todos los años éstas marvillas de fotografías como testimonio.

Un abrazo, amigo.

Juanra.

Señor M dijo...

Que acertado has estado en tus comentarios, todo el mundo habló de ello en el Festival. Arturo ha sido un hallazgo para todos nosotros, y desde luego para tu cámara.
Rubén está de vacaciones, pero ya le diré que le has dejado un cariñoso saludo en estas páginas.