domingo, 6 de septiembre de 2009

Cinco Días en Nueva York (III) - Una de Museos

Una estancia tan corta te hace plantear si quieres sacrificar parte de tu tiempo metido en museos. Por una sencilla razón. Para mi cualquier viaje a un lugar radicalmente distinto de donde resido tiene un principal aliciente aparte de ver sus principales monumentos y museos: observar el modo de vida. Algo con lo que disfruto en lugares que visito es ir a un supermercado. De hecho, cada vez que visito Barcelona casi sin falta visito el mercado de La Boquería, un lugar fascinante. En otra entrada comentaré mi visita al mercado de los fines de semana en Ithaca, unas 250 millas al norte de Nueva York, donde la agricultura ecológica ocupa un importante lugar.

En cualquier caso Nueva York es una ciudad donde uno puede pasarlo bien simplemente paseando. Y si tus intereses son fotográficos encontrarás que una lujosa avenida, un callejón con puertas traseras de almacenes o el mismo metro tienen bastante atractivo visual.

New York, August 2009

New York, August 2009

New York, August 2009

New York, August 2009

New York, August 2009

New York, August 2009

Metropolitan, Guggenheim y MOMA. Tres grandes museos. Cuando digo grandes no sólo me refiero a la calidad de sus exposiciones. También al tamaño y belleza de sus edificios. Hacer una visita rápida es un pecado. Requieren ir con tiempo y como digo más arriba suponía sacrificar tres mañanas o tres tardes. Así que preferí entrar en uno sólo, hacer una visita a conciencia y dejar el resto para futuros viajes.

No obstante, no pude resistir volver a ver aunque fuese de pasada, la hermosa arquitectura del Guggenheim, fotografiado hasta la saciedad. Realmente difícil encontrar un ángulo nuevo no fotografiado previamente. Pero por intentarlo que no quede.

New York, August 2009

New York, August 2009

Dediqué una mañana completa al Metropolitan. Una mañana para una sola de las exposiciones pues alberga varias y no da tiempo para más a menos que uno deambule por las salas sin el mayor interés que caminar y no detenerse en las joyas del arte que allí se exponen. Así que decidi visitar las exposición sobre Egipto con detenimiento y luego dar una vuelta por las diferentes alas del museo.

New York, August 2009
Las escaleras del Metropolitan Museum of Art siempre están concurridas.

New York, August 2009

New York, August 2009

New York, August 2009

New York, August 2009

Llegado a este punto, el templo de Dendur, no pude evitar recordar la escena en la que Harry bromea con Sally acerca del pastel de Pacana. Esta escena fue una más de las acostumbradas improvisaciones de Billy Cristal. De hecho, la cara de Meg Ryan delata cómo la salida de guión le cogió por sorpresa.

Entre a las diez y media de la mañana y cuando me di cuenta eran las tres y media de la tarde y aún no había comido nada. Es imposible entretenerse menos. No sólo por los trozos de historia y obras de arte. El edificio es sorpendente. Grandes espacios donde los objetos expuestos respiran sin agobios.

New York, August 2009

New York, August 2009

New York, August 2009

No hay comentarios: