lunes, 17 de abril de 2006

Fuera de Casa...

Bajo los arcos de la Plaza Mayor Hola de nuevo.

Por fin, voy a postear algo después de… mejor me callo... demasiado tiempo. Mi última entrada en el blog la titulé "El Regreso..." y debí pensarlo dos veces antes de hacerlo. Aunque tampoco podía imaginar que durante el tiempo que venía a continuación iba a estar verdaderamente ocupado.

Y es que aun teniendo las intenciones y muchas fotos hechas desde la última vez que actualicé contenidos, la posibilidad de ocuparme tanto del blog como de mi página principal me ha sido totalmente imposible. La actividad fotográfica no ha cesado e incluso se ha incrementado pero mantener la presencia en Internet ya era demasiado teniendo en cuenta que además me estaba mudando de piso.

Durante varios meses he estado fuera de mi ciudad debido a motivos laborales de la ocupación que me da de comer que no es precisamente la fotografía.

Como resultado de una larga estancia en Madrid tengo bastantes fotos de allí así como de ciudades de alrededor que de vez en cuando he tenido la oportunidad de visitar durante alguna pausa de fin de semana.

Eso sí, son fotos típicas de turismo ya que no podía encomendarme a la tarea de fotografiar en cuerpo y alma tal como me gusta hacer, y así crear un cuerpo de fotografías que funcionen en grupo, sino muchas fotos aisladas.

Sí estás pensando que hay mucho retoque, efectivamente: has acertado.
Pero es que me resultaba muy sosa sin más.
Fotos en el camino diario y fotos de paso en el trayecto a algún lugar concreto. Pero fotos al fin y al cabo con las que siempre disfruto y paso el rato ya que estar con la cámara en la mano es señal de que en ese momento aburrido no voy a estar precisamente.

Lo que veía al salir del metro cada mañana.
Eso sí, Madrid es una ciudad muy interesante. Es imposible mostrarse impasible a su ajetreo y actividad diaria.

Pero sin dejar de lado el encanto de su casco viejo y de sus barrios más castizos.

Y que decir del Central Park español que es El Retiro. La actividad de este parque los fines de semana es para quitarse el sombrero. La primera vez que lo pisé durante esta estancia en Madrid había una especie de congreso de percusión por llamar de alguna manera a aquella concentración de gente con tambores y timbales de los más diversos tipos.

En un par de posts contaré un resumen de las ciudades que visité en dos fines de semana: Toledo, Segovia, Ávila y Aranjuez. Pero antes tengo que publicar algo que también lleva tiempo esperando...

No hay comentarios: